Tamaño de semilla

Se contrastaron semillas chicas (F14) y medianas (F16) con el fin de
comprobar que el desarrollo y rendimiento de los híbridos no están ligados
al tamaño de semilla.

Comúnmente se piensa que el desarrollo de la planta de maíz y a su vez el rendimiento está relacionado con el tamaño de semilla. Sin embargo, en cuanto a densidad inicial (V4) ambos tamaños con densidad de siembra de 110,000 semillas/ha obtuvieron valores similares, pues la semilla chica (F16) tuvo mayor cantidad de plantas con 109,867 y la mediana 108,667 plantas/ ha, por lo que el tamaño de la semilla no afecta la germinación y el establecimiento de las plantas. (Figura 1).

Figura 1.- Densidades iniciales en semilla chica (F16) y mediana (F14).

Al igual que en la densidad, otro factor en el que el tamaño de la semilla no afecta el desarrollo de la planta, es en el diámetro de tallo pues no se encontraron diferencias, ya que ambos presentaron 9 cm en etapa R4 (Figura 2).

De la misma manera, no se encontró influencia en el número de hileras/ mazorca pues ambos
tienen 16; aunque la semilla mediana, tiene en promedio tres granos más por hilera (Figura 3), para
tener en total 544 granos comparados con 496 de la semilla chica. Sin embargo, la cantidad de
granos/mazorca no afecta el rendimiento, puesto que la diferencia es de 18 kg a favor de la
semilla chica comparada con la mediana, lo que podemos considerar como igualdad (Figura 4).

Por lo tanto, de acuerdo con lo observado en este MIB, se puede concluir que el tamaño de la semilla no tiene relación en la germinación, establecimiento inicial y en el desarrollo del híbrido. De la misma manera tampoco se observa un efecto en el rendimiento, pues las diferencias entre ambos no son considerables. Con base en los resultados anteriores, es posible concluir que es viable utilizar cualquier tamaño en siembras comerciales sin afectar el desarrollo de la planta y el rendimiento.